viernes, 18 de agosto de 2017


 Resultado de imagen de José Hierro

 José Hierro /Madrid, 1022 – 2002)

Poeta perteneciente a la llamada “Poesía desarraigada.”

Entre sus obras, “Alegría”, “Estatuas yacentes”, “Poesía del momento”, “Prehistoria literaria” y “Guardados en la sombra”.


Luz de tarde

Me da pena pensar que algún día querré ver
de nuevo este espacio, tornar a este instante.
Me da pena soñarme rompiendo mis alas
contra muros que se alzan e impiden volver a encontrarme.
Esta ramas en flor que palpitan y rompen alegres
la apariencia tranquila del aire,
esas olas que mojan mis pies de crujiente hermosura,
el muchacho que guarda en su frente la luz de la tarde,
ese blanco pañuelo caído tal vez de unas manos,
cuando ya no esperaban que un beso de amor las rozase…
Me da pena mirar estas cosas, querer estas cosas,
guardar estas cosas. Me da pena soñarme
volviendo a buscarlas, vplviendo a buscarme,
poblando otra tarde como esta de ramas
que guarde en mi alma,
aprendiendo a mí mismo que un sueño
no puede volver otra vez a soñarse.


José Hierro

Resultado de imagen de Ramas florecidas
Imagen:https://www.google.es

viernes, 4 de agosto de 2017


Resultado de imagen de Félix Casanova de Ayala

Félix Casanova de Ayala ( 1915 – 1990)


Ensayista, crítico literario, periodista, narrador y poeta canario.


Entre sus obras, “El paisaje contiguo”, “La vieja casa”,  “La sirena y otras frustraciones”, “Elegía aullada” y “El collar de caracoles”.



Imagen:https://www.google.es

La maleta

¿A qué podremos jugar
cuando el invierno emigre
y las lluvias cesen?
Ya no será tan fácil deslizarse
por la húmeda lengua del crepúsculo,
alzar el vuelo con los cuerpos
trenzados
y respirar por una misma boca.
¿Será ésa la hora
de suponer perfecto  nuestro estilo,
de, quizás, haber creado
la verdadera comunicación
para rechazarla luego?
A veces, cuando la noche me aprisona,
suelo sentarme frente a una cabina telefónica
y contemplo las bocas que hablan
para lejanos oídos.
Y cuando el hielo de la soledad
me ha desvelado, los barrenderos moros
canturrean tristemente
y las estrellas ocupan su lugar, yo acaricio el teléfono
y le susurro sin usar monedas.


Félix Casanova de Ayala