domingo, 14 de enero de 2018

Poesía Lírica Andalusí

Albayzí

Cuando descendiste del Albayzín
era de noche, pero aún traías el brillo
del crepúsculo en los ojos.

Te aguardaban los pájaros cautivos
ocultos entre las rocas del monte
y yo, como arrayán de una sola hoja
en el camino de tu casa al río.


Anónimo

Resultado de imagen de arrayán
Imagen:https://www.google.es

domingo, 7 de enero de 2018


 Resultado de imagen de Sofía Casanova

Sofía Casanova (La Coruña, 1861 – Poznán, Polonia, 1958)


Periodista, la primera corresponsal de guerra, escritora y poeta.


Entre sus obras, “Las catacumbas de Rusia roja”, “El dolor de reinar”, “Idilio epistolar”, “El pecado”, “Sobre el Volga helado” y “Triunfo de amor”.

Anhelo

Seguid la carretera que tendida
entre prados está
como un inmenso reptil de fina escama
parado a descansar,
y una plaza, antesala de una aldea
por fin encontraréis
donde la vieja iglesia está orgullosa
de su misma vejez.
Y allí donde agrupadas las acacias
al declinar el sol
parecen los guardianes que se estrrechan
para velar mejor,
allí donde la brumas misteriosas
flotan entre la luz,
donde corta el escueto campanario
el horizonte azul,
allí donde las negras cordilleras
parecen a mi afán
negras perlas formando de los valles
el sombrío collar,
está la pobre aldea que idolatro
porque en ella nací,
cuando el otoño descolora impío
de la selva el matiz.
Mi hogar perdido en la olvidada aldea
contemplad con amor
y en su iglesia rezad, que allí he rezado
mi primera oración.
¡Mi aldea! Quiero verla, quiero sola
sus playas recorrer
y aspirar en sus auras nueva vida,
la vida de la fe
¡Llevadme, por favor! Busco armonías
que sólo encuentro allí,
secreto de sus noches y sus olas
que cantan al gemir.
Quiero, Galicia, en tu adorado seno
mi tristeza cantar,
tú, que vives, cual yo, desventurada,
tú me comprenderás.
Quiero en tus soledades dar al mundo
mi postrimer adiós
y en tu iglesia rezar entre mis lágrimas
mi postrera oración.


Sofía Casanova

Resultado de imagen de iglesia gallega
Imágenes:https://www.google.es


domingo, 31 de diciembre de 2017


 Resultado de imagen de César Martín Ortiz

César Martín Ortiz (Salamanca, 1958 – Jaraíz de la Vera, 2010)

Licenciado en Filología Hispánica, profesor, escritor y poeta.


Entre sus obras, “Dedicatoria o despedida”, “Toques de tránsito”, “Un poco de orden” y “Nuestro pequeño mundo”.


Medinaceli

Iré a Medinaceli cuando el último
invierno de la vida me reclame
y, vencida mi deuda con el tiempo,
pueda cerrar mi casa , emprender viaje.

Iré a la ciudad y nuevamente
el aire azul invadirá sus calles,
la yedra roja crecerá en los muros,
un sueño y un dolor tendrá la tarde.

Sin el peso terrible del futuro,
sin versos, sin amores, sin lugares,
entonces yo podré mirar el mundo
con los ojos de un dios que nos amase.

Porque mientras exista para mí
o para cualquier hombre en cualquier parte
un vestigio de dicha, un momentáneo
aroma de perdón, eternas aves

que con su eterno vuelo nos recuerden
que es hermoso morir, que no es bastante
aceptarlo, será Medinaceli
memoria de eso, símbolo inmutable.

Volveré a ti cuando no seas piedra,
cuando a tu eternidad nada amenace,
cuando se cumpla tu destino y seas

ciudad del cielo, habitación del aire.

César Martín Ortiz

Resultado de imagen de Medinaceli
Imágenes:https://www.google.es



sábado, 23 de diciembre de 2017


 Resultado de imagen de José Jiménez Lozano

José Jiménez Lozano (Langa, Ávila, 1930)


Licenciado en Derecho y en Filosofía y Letras, ensayista, narrador y poeta.


Entre sus obras, “Tantas devastaciones”, “Pájaros”, “Elegías menores”, “La estación que gusta al cuco” y “El precio”.
Entre sus premios, el “Premio Cervantes”.


Libertad

Porque sí, el agua
echó a correr, saltándose el regato.
¿Hacia dónde?
¿Y qué le importa al agua?

José Jiménez Lozano

 Resultado de imagen de corriente de agua

Eclesiastés

¡Oh! ¿Y yo no estaré ya
para cuando florezcan?
La tierra que me cubra
¿no dará rosas?
¿Sólo hay olvido, ni niebla de menmoria
bajo las hierbas rústicas?
¿En qué blasón antiguo
habéis visto ennoblecido el heno?
Hoy, está en su verdor
y mañana lo
arrojarán al horno.
Pero sabed que fui,
que viví y he existido.
Mi nombre no os importe:
podéis pisar el césped,
recostaros.


José Jiménez Lozano

Resultado de imagen de hierba quemada
Imágenes: https://www.google.es

sábado, 16 de diciembre de 2017


Resultado de imagen de Joaquín Benito de Lucas

Joaquín Benito de Lucas (Talavero de la Reina, 1934)

Doctor en Filosofía y Letras, profesor, escritor y poeta.

Entre us obras, “Las tentaciones”, “Memorial del viento”, “La sombra ante el espejo”  “La mirada inocente”, “La voz del agua” y “Donde la luna canta”.

Imagen:https://www.google.es

Del lado de la luz

Miro la tumba de mi madre y creo
que no debe de estar debajo de la tierra.
Siempre le horrorizaron los espacios oscuros.
Tan pequeña de cuerpo, se ha debido
escapar por los huecos
que entre el cemento dejan los ladrillos
o por alguna de las
rendijas de la caja, ventanas a la aurora.
O, quizás, por la inquieta que siempre fue, ha tomado
el secreto camino que ofrecen las raíces
del rosal, del ciprés o el crisantemo,
y andando y desandando
por sendas donde nace la vida de las flores
ha llegado hasta el tronco
y, luego, hasta las ramas
y, después, a la flor, y se ha escapado
en las alas fecundas de alguna mariposa.
O, tal vez, nunca ha estado
allí, sino que  el día,
ese día en que todos dijimos que había muerto,
no fue verdad. Tan sólo se había ido
de su candado cuerpo para vernos
desde la luz más claramente.


Joaquín Benito de Lucas

sábado, 9 de diciembre de 2017


Resultado de imagen de Pedro Jesús de la Peña

Pedro Jesús de la Peña (Reinosa, Cantabria, 1944)


Doctor en Filología Española, profesor, escritor y poeta.





Imagen:https://www.google.es

La zarza de Moisés

Grandes selvas se extienden ante mí:
eran zarzas y ardían,
eran ardiente espino, pero no se quemaban.

Yo conocí estos templos en toda su pujanza,
conocí el santuario con doscientas vestales,
las ogfrendas magníficas y las túnicas blancas
que daban un sonido de timbal y trompetas
a todo el escenario.
Hoy no creo en los templos triunfadores y firmes,
en el pulso arrogante o en la mirada altiva.
Por eso hice mi ley de beleño y mandrágora,
mi ley que quema y arde pero  no se consume
que sojuzgan los reyes y canta en los grilletes
que ahoga el poderoso en la bañera férrea…
y escapa con la espuma del jabón adherida.

No creáis nunca más en los altos principios.
Esta es mi única ley: El sueño es libertad.
Arder en él es vida.


Pedro Jesús de la Peña